CORRE por TI

Translate

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Un día malo

Hace algunos días os contaba algo sobre los descansos en los entrenamientos según han ido pasando los años en mis piernas. Pues bien, hoy os voy a hablar sobre la necesidad de tomarse un respiro cuando la cabeza dice "no". Y sí, a vaces la cabeza nos pide descansar. A quién no?

Esta semana, por ejemplo: el sábado pasado realicé unas series de 500´s con 1 mn de recup. Fueron 10 en total... más o menos a 1,27 y a las 09.00 de la mañana. Iba mal no, lo siguiente. Ya desde el calentamiento de 30mn supe que no era mi día. Hay que diferenciar entre cansancio por acumulación de entrenamiento, y fatiga por destrucción total. La primera es normal, a veces se combate con un buen rodaje regenerativo, de esos suaves y estiramientos y poco más. La segunda es de descanso total, está clarísimo. El sábado era un poco de lo primero: ese cansancio que llevas ya aculumado de toda la semana y que sientes como normal. Te cuesta correr, pero lo haces, sacas el entrenamiento adelante. A duras penas, pero lo sacas. De hecho, los tres últimos 500´s fueron en 1,26/1,25 y 1,23. Lo cual indica que estás cansado, pero que tienes fuego aún.
Cuando uno va arrasado, os aseguro que ese final no se tiene.


El domingo consideré oportuno tomarme un pequeño descanso, y el lunes realicé 16kms de carrera y un trabajo de fuerza. Pronto os hablaré de este aspecto que entre los atletas masters debería ser fundamental tenerlo presente. Es sencillo: con la edad perdemos fuerza, Así de crudo.  El martes, o sea ayer, me tocaba otro entrenamiento de series en forma de interval: 14 por 300´s con recuperación al trote no más de 1mn. Sobre 48'' acabando en 47''. Muy duro. Sobre todo cuando antes has hecho 10kms a una media de 3.48. Durísimo, típico día que tienes que sacar adelante, porque entre otras cosas es un entrenamiento vital si queremos correr más rápido en un par de meses. Reconozco que el mes de noviembre y el de diciembre son para mi, los más duros de la temporada invernal, y no sólo por el frio, sino por la cantidad de volumen en kms y de fuerza en el gimnasio. Cuesta correr rápido,te ves pesado, e incluso muy cansado.Pero es necesario meter esta base si queremos correr bien en la pista cubierta. De hecho, y como yaa os conté en posts previos, sigo metiendo esa base en los inviernos, aunque ahora le doy más importancia a la calidad. Después de 20 años la base se mantiene, y ahora quizás le  doy más importancia a no perder ese estímulo de correr rápido sobre una pista de atletismo.

Bueno, pues hoy, y con la piernas como garrotes tenía pensado hacer un rodaje largo sobre 15kms. Quizás hubiera sacado el entreno a duras penas, pero ya desde el principio mi cabeza me pedía descansar hoy. Me costaba hasta trotar, bajarme del coche ha sido de película, andando paracía un robot, y tan sólo el hecho de empezar a correr me ha costado. Conclusión: después de 3 kms corriendo a 4.15 con sensación de ir a 3.45, me he parado. Algunos diréis: Se ha parado, este tio es muy flojito. Bueno, para un chaval de 15 años más joven sí valdría esta consideración. para un tio que está a 16 días de cumplir los 40....más bien me ha parecido lo más lógico y razonable. Estaba FATIGADO, muy fatigado. Ya no sólo iba corriendo mal, es que directamente mi cabeza me decía para y descansa. Para qué seguir sufriendo si mañana tengo otro entrenamiento exigente de series largas?
Y aqui, os lanzo mi pregunta: qué hubieras hecho vosotros? Creeis que hoy hice bien en abortar el entrenamiento, quizás rodar mucho más lento? Qué opináis? O quizás...todo es por un día malo?



sábado, 18 de noviembre de 2017

Un lugar llamado Valencia

Como cada año, como cada temporada llega una de las citas más importantes en el calendario de ruta de miles de aficionados al running: la maratón de Valencia. Para mí una de las mejores (sino la mejor) maratones del país, y probablemente el mejor lugar para conseguir una gran marca. Valencia se ha convertido en lugar de peregrinaje para miles de runners, lugar de culto para muchos, un auténtico espectáculo elevado al máximo exponente en todo su recorrido, sobre todo en esos últimos 5 kms repletos de gente y en donde las emociones alcanzan su grado máximo. Es sin duda, uno deesos momentos por los que todo el esfuerzo realizado semanas antes merece la pena. Sólo aquellos que la han corrido saben de lo que hablo. Valencia es especial, y mañana muchos saldrán a recorrer los 42.195 metros con la ilusión de conseguir cumplir un sueño: algunos buscarán un gran registro, otros buscarán conquistar esa meta que año tras año congrega a tantísimo público.


Ser maratoniano en España y no correr en Valencia es ya casi un pecado capital. Mañana a las 08:30 volveremos a vernos en la salida, aunque en mi caso disputaré la carrera de los 10Kms, no me perderé para nada, la gran fiesta de la maratón. Una carrera que me encanta, y que llevo disfrutando de ella desde hace ya varios años. En algunas ocasiones incluso me animé a acompañar durante 18 kms a algunos de mis corredores. La sensacion en meta es indescriptible, no tendría palabras. Es imposible perderse esta fantástica fiesta del atletismo. Hoy no os voy  a decir cómo afrontar las horas previas a esta carrera, ya sabéis cómo hacer, pero si os voy a decir una cosa: cada competición que he disputado en mi vida, haya salido bien o mal, siempre tuve un elemento en común: siempre disfruté de lo que estaba haciendo. Mañana sólo tenéis que disfrutar de cada paso que deis, un camino maravilloso que habéis forjado a costa de esfuerzo y sacrificio, y como en la vida, sólo se trata de haber aprendido durante todo ese proceso.

Hay un lugar llamado Valencia, y una meta que os espera. Mucha suerte a tod@s.


miércoles, 18 de octubre de 2017

Si quieres, es que puedes


Las lesiones. A la largo de nuestras vidas deportivas siempre hemos tenido que sortear alguna que otra lesión, más o menos, complicada, y que nos ha mantenido fuera de la competición, y en algunos casos, por mucho tiempo. Es posible volver a tu mejor nivel después de muchos meses parado? Hoy os voy a contar una experiencia personal y cómo me recuperé de una fractura de estrés en el sacro en 2012, alcanzaando mi mejor nivel un año después.

En invierno de 2012 atravesaba uno de mis mejores momentos de forma, hasta que en el mes de diciembre comencé a notar unos dolores a la altura de la zona lumbar. Probablemente cometí mi primer error: no parar a tiempo. Pero cuando uno está en forma nunca quiere parar, y este es un error que todos cometemos. Cada sesión de entrenamiento empezaba siempre con lo mismo: los primeros minutos de carrera eran un auténtico suplicio, hasta que eso se calentaba y dejaba de doler. Eso sí. en cuanto me enfriaba era casi imposible poder andar sin dolores. Aquellas molestias pasaron a ser dolores, y en pleno mes de febrero, los dolores eran ya tan agudos que entrenar se convirtió en toda una proeza. A una semana de los campeonatos de España indoor que se celebraban en Sabadell aquel año, decidí competir en Donosti: 3000 ml en pista cubierta, y os puedo asegurar que el día anterior fui incapaz de hacer un trote. Por la mañana fui a calentar y lo que se me pasaba por la cabeza era tirar la toalla, pero sabía que me quedaba una semana nada más. había que aguantar como fuera. A día de hoy sé que cometí error tras error. Ya debería haber parado hacía dos meses, pero hice el bruto y ello no s-ólo me costó la temporada invernal, también la de verano. Pero no era consciente de ello. Salí a competir logrando 8.22 con unos dolores alucinantes. De regreso a Madrid no podía casi ni andar. Tres días después volví a hacer series (las últimas antes de viajar a sabadell, y sin saberlo, las últimas en muchos, muchos meses). Después de aquellas series era ya incapaz de poder andar. Me fui a urgencias y efectivamente, me diagnosticaron una fractura por estrés en el sacro del tamaño de un templo. 6 meses de baja. hacer el bruto me costó no correr el Cpto de España indoor, y lo que era peor: perderme también el verano. Comenzaba para mí un auténtico calvario de recuperación, pero sobre todo, un clase magistral sobre cómo aprender a tener paciencia. De nada sirvieron las prisas, lo mejor que podía hacer era resignarme y aprender de los errores, pero sobre todo, lo que no pensaba que fuera a aprender es a tener una auténtica capacidad de superación.


Pasé de correr a ritmo de 2,45 el km a llevar, literalmente, un taca-taca en casa. Casi no podía ni incorporarme de la cama. la fractura del hueso había sido tan grande que costó mucho recuperarme. Pero te recuperas, siempre recuperas. Sólo es cuestión de paciencia, de tiempo, de persistencia, y sobre todo, de tener mucha disciplina. Comencé, tres semanas después de estar en reposo absoluto, un procolo de recuperación en la piscina que se alargó más de la cuenta. Día a día, mi rutina de trabajo comenzaba en un gimnasio, dando clases de pilates, a las 08.00 de la mañana para pasar después a trabajar el aeróbico en una piscina. Sesiones interminables, entrenamientos cada vez más largos. A la tarde, sesiones de fisioterapia, para terminar con otra sesión de piscina. Y así durante más de 4 meses. Esto que os cuento ahora así como si nada, fue para mí un auténtico calvario. Incluso pensé que no volvería a correr tan rápido como lo hacía antes. Cuando empecé a trotar en aquella pista de Alcobendas 5 mn día sí y día no, nunca imaginé que precisamente allí cerraría una herida un año después.

Cpto Euskadi Febrero 2012

Fue Fernando Marquina, responsable del atletismo master en la RFEA, quien me dijo un día: "el año que viene cumplirás 35 años...podrías competir en masters...y hay un Cpto de Europa indoor en España". Os podéis imaginar dónde se iba a celebrar? Exacto: en Donosti. La pista donde corrí por última vez. Y aunque por aquel entonces no me planteaba, ni de lejos, volver a ponerme unos clavos, fue cuando decidí que había llegado el momento de fijarse un objetivo, una causa por la que seguir peleando, y sobre todo, un motivo por el que sacarse una espina. No hay lesiones eternas, no hay obstaculos insalvables, solo eres tú y tu tesón. Mi objetivo, marzo de 2013, se convirtió casi en una obsesión. Había no sólo que recuperarse, sino también había que volver a tener el nivel de antes. Muchas horas de camillas, de piscina, de gimnasio, de salas de espera en clinicas después, volví a entrenar con normalidad. No realizaba mis mejores entrenos, pero tenía una cosa que me hacía senir mas fuerte: confianza. Era consciente de que con mi confianza podría lograr aquello que me propusiera.


La temporada de 2013 la recordaré siempre. Fue el año de mi regreso, pero además de mi mejor versión. No sólo gané aquel primer campeonato de Europa: además, en junio, corrí los 1500ml más rápidos de mi vida en el meeting de Huelva, y lo que más me gustó: volví a correr un cpto de España al aire libre precisamente en la pista que, un año antes, tuve que visitar para empezar a correr tras mi lesión. Alcobendas cerró un ciclo, un año maldito que me enseñó que me ayudó a aprender multitud de cosas. Ser siempre optimista, saber parar a tiempo aunque ello nos lleve a tomar decisiones difíciles. Tener mucha disciplina, tener paciencia, mucha paciencia, ser muy metódico y lo más importante, tener muy claro que si quieres, es que puedes.
No fui campeón de Europa master aquel año por hacer una carrera casi perfecta, fui campeón porque nunca dejé de creer los seis meses anteriores.

Cpto Europa Master 2013

En la vida, como en el deporte, hay que saber superarse a sí mismo, tener esa capacidad para aceptar en dónde se está y tener claro hacia dónde quieres ir. Volver a tu mejor nivel después de un año lesionado es perfectamente viable. No tendrás las piernas para correr, pero tienes tu cabeza (y quizás tu corazón) para repetirte que nunca debes dejar de pelear.



Santander Julio 2013


miércoles, 11 de octubre de 2017

Descanso activo o total?

La semana pasada os hablé de mi cambio de rutina de entrenamiento diario según he ido cumpliendo años. Pero hoy os voy a hablar de otro aspecto que también he decido cambiar en los últimos años. Se trata de los descansos veraniegos después de cerrar una temporada. Quién no se ha preguntado lo mismo? Descanso activo o descanso total?
Os voy a contar, desde mi propia experiencia, lo que me ha sucedido a mí con el transcurso de los años. Hasta hace algunas temporadas, mies descansos después de cada temporada se resumían a hacer descansos totales de 2 a 3 semanas. Eso de que el cuerpo tenía que regenerar....dejemoslo. Me parece una frase hecha. Podríamos hablar largo y tendido de lo que necesita un cuerpk para regenerar de verdad. Es evidente cuando yo tenía 25 años, esos descansos me venían perfectos...y al empezar las pretemporadas no me costaba tanto. Pero con los años, he ido notando cómo esas pretemporadas han sido cada vez más sufridas.

El pasado año en 2016, por ejemplo, acabé la temporada de verano realmente exhausto. Quizás una de mis peorres temporadas veraniegas de los últimos años, a penas una plata en los campeonatos de España en 1500,l...y poco más, fueron mis actuaciones en pista. Me notaba muy cansado, muy fatigado. Decidí cerrar temporada antes de tiempo y a principios de julio me tomé un largo descanso. seis semanas totalmente parado. Algunos creen que cometí un error...y quizás estén lo cierto...debía de salir a rodar suave algunos días...pero mi mente no me lo pedía. tenemos que ser conscientes de que nuestra mente también necesita un descanso. Para qué correr, si no nos apetece? A mí no me apetecía...lo cual indica el grado de fatiga física y psíquica que tenía. Ahora bien, debí cuidar mi cuerpo con entrenamientos alternativos, algo que nunca hice. Conclusión? Aumento mi peso en casi 6 kilos y me planté en septiembre con un sobrepeso, que con 38 años, costó sudor y lágrimas quitármelos. Sobre todo cuando están compitiendo a un gran nivel todavía. Dolores en las articulaciones, dolores en los tendones... la recuperación y sobre todo, la vuelta al entrenamiento diario fue muy dura. No empecé a encontrarme bien hasta el mes de diciembre.

Este año, en cambio, he puesto en práctica otro procedimiento. Acabé la temporada y me tomé 1 semana de parón total, y después realicé rodajes suaves día si y día no, de 30 mn. Muy suaves, con estiramientos y de vez en cuando alguna recta. La verdad es que este descanso activo me ha venido muy bien.


Con los años, he notado que los descansos totales prolongados no sólo no me han venido bien, sino más bien al revés: han sido perjudiciales. Por lo tanto, no se trata de seguir entrenando, sino de mantener un tono, con rodajes muy suaves y muchos ejercicios de fortalecimiento. este año, en pleno de septiembre rodar por debajo de 4 casi ni me cuesta. Y lo más importante: nunca debemos perder a cierta edad, ese estímulo de "mediofondistas", realizando rectas activas y trabajando la velocidad sin olvidar el trabjo de fuerza que en mi opinión es VITAL según vamos cumpliendo años.

Atleta master, recuerda esto: eres como un coche con muchos años de kms, pero al que aún le funciona perfectamente el motor. Sólo tienes que cuidarlo y mimarlo más. Si lo engrasas bien, todavía puedes competir a un gran nivel.


viernes, 6 de octubre de 2017

Descansar es Entrenar

Todavía existe esa extraña manía de equiparar un descanso con la pérdida de entrenamiento. Anda que no se han escrito artículos sobre esto: descansar es también entrenar. Así de sencillo. Y aún nos cuesta entenderlo.
Lo que hoy os escribo no sé si os descubrirá algo, desde luego no voy a repetir lo que ya se ha explicado en artículos y reportajes, sino más bien os voy a detallar lo que para mí ha supuesto intriducir más descansos en la semana según he ido cumpliendo años. Porque seamos sinceros: la edad es tan sólo un número, pero cuanta, vaya que si cuenta!

Tengo 39 años, voy camino de los 40 en pocos meses, y aún sé que tengo mucho que dar aún sobre una pista de atletismo: no pretendo hacer las mismas marcas que cuando tenía diez años menos (es imposible fisiológicamente), pero sí sé que puedo mantener un gran nivel todavía. Cómo? Adaptando mi entrenamiento. Seguir intentando hacer las mismas sesiones, las mismas cargas, y las mismas intensidades que cuando era más joven es sencillamente imposible. Antes o después caería reventado, o lo que es peor, lesionado. Y creedme que cuando uno llega a determinadas edades, una lesión grave puede significar perder el nivel y quizás no volver a recuperarlo nunca más. Cuando uno entrena con chavales a los que prácticamente dobla en edad, uno debe ser consciente de sus limitaciones. En mi caso, me encanta seguir entrenando en un grupo donde el más mayor puede no llegar ni a los 28 años, y el más joven no cumplir ni los 19. Me motiva hacerlo, y me motiva verme aún en liza. Pero para ello, he debido cambiar mi rutina de trabajo, de otra manera sería imposible aguantar el ritmo de trabajo del grupo.

Cpto Mundo Daegu

Durante el pasado campeonato del Mundo master de pista cubierta celebrado en Daegu (Corea del Sur) tuve la oportunidad de conversar en los desayunos y comidas en el hotel donde nos alojábamos con uno de los mejores atletas masters franceses del momento, Frédéric Gilbert. Con 45 años este hombre es capaz de seguir corriendo por debajo de 8.37 los 3000 ml, de 3.55 en los 1500ml y ha ganado hace poco la gran milla de NY en su categoria. El secreto para seguir manteniendo un gran nivel, según él, era claro: descansar más. Claro que sí. Es obvio, que a partir de los 35 años, y sobre todo a partir de los 40, los métodos de entrenamiento deben ser diferentes, y lo más importante, los descansos deben ser mayores. Sobre todo en los rodajes, esa parte del entrenamiento que pensamos es imprescindible (realmente lo es) pero que siempre nos equivocamos en sus intensidades. Rodar rápido no significa necesariamente entrenar bien. A veces es justo al revés. Por ejemplo, este pasado verano: yo volvía de Corea con la intención de preparar el Europeo de Dinamarca en julio. Con 39 años era ya el "mayor" de la categoría M35, pero no por eso, significa que no estuviera en condiciones de pelearme en la pista con atletas 5 años menor que yo. Cómo afronté esta preparación? No descuidando los rodajes, por supuesto, pero haciendo de manera equilibrada: nunca rodé por debajo de 3.45, es más, hubo días que no bajaba ni de 4.15. Esto hace años era impensable para mí, acostumbrado a entrenar y entrenar a ritmos de 3.30 siempre. Y ahí llegué a la final de 1500 disputando el oro hasta la última recta. Un bronce que me supo a oro  sin dudas. Ese concepto del machaque porque sí, lo he tenido que cambiar. Ha costado, eso sí, pero lo he cambiado. Qué ha supuesto esto en mí? llegar a los días de series fresco como las lechugas. Es imposible afrontar un entrenamiento de alta intensidad sin estar descansado. El mero hecho de ponerte unos clavos y no ser capaz casi ni de hacer un recta de activación.... cómo pretendes hacer un gran entrenamiento si ya antes de empezar estas cansado?
Y por supuesto, los descansos. Un buen descanso total depsués de un día duro de series...a i personalmente me ha dado la vida. A Dinamarca llegué haciendo los mejores entrenamientos de hacía 4 años, sintiendome muy competitivo. El descanso ha sido fundamental.

Cpto Europa Dinamarca

Es aplicable a todos los corredores? Evidentemente según los casos, podría haber excepciones. Hablo desde mi experiencia personal, pero lo que es innegable es que no podemos pretender mejorar o mantener un determinado nivel haciendo lo mismo que hace años. No se puede. Si a mis casi 40 años sigo corriendo rápido es porque he tenido que descansar más entre entrenamientos de intensidades elevadas. Por cierto, alguno se preguntará qué hacer cuando llegan el verano y tenemos que descansar: la próxima semana os contaré qué hacer a determinades edades con los descansos en la temporada.

Si quieres seguir compitiendo a un gran nivel, si crees que todavía puedes hacer ciertas marcas, si piensas que no estás acabado, tengo una buena noticia para ti: si se puede. Pero tienes que cambiar tu rutina. Y si: descansar es también entrenar.



lunes, 2 de octubre de 2017

Competir en exceso

Diferenciemos dos cosas: competir y correr para divertirte. Ambas pueden ir de la mano, eso no se disctute. A mí me encanta competir, lo he hecho siempre y seguiré haciéndolo. Pero cuando competimos buscamos siempre el mejorarnos a nosotros mismos no? Entonces, por qué esa extraña manía de correr prácticamente domingo sí y domingo también una carrera popular? Está bien ir a correrlas para pasar un buen rato, pero si lo que estamos buscando es intentar mejorar, lo mejor que podemos hacer es seleccionar varias carreras a lo largo del año y prepararlas bien. Es imposible afrontar cada domingo un reto, cuando estamos dejando de lado lo más importante: nuestra preparación.

Oigo a menudo cómo algunos corredores se quejan de que si los circuitos tienen más o menos metros, que si no han tenido su día, que si los garmin les daba tal distancia, o que si simplemente el recorrido tenía muchas cuestas. Muchas excusas, para no saber aceptar que no se ha llegado preparado del todo. Podremos fallar porque no hayamos tenido nuestro día, pero no por no haber llegado en forma. Preparar una carrera requiere un tiempo, con ciclos de carga de kms y series. A veces este aspecto lo dejamos de lado para centrarnos solo en correr ese día.

Correr más de 3 carreras al mes durante varios meses, personalmente me parece una barbaridad, que lo único que conlleva es en una frustración a largo plazo, por no hablar del riesgo elevadísimo de caer lesionado, y lo que es peor, de caer agotado mentalmente. Una carrera por mes me parece mucho más lógico, si hablamos de preparar maratones la cosa es diferente como es evidente, pero para corredores que buscan divertirse en distancias de 10kms, creo que correr una o dos como mucho, es lo más conveniente, dejando entre medias varias semanas para poder realizar entrenamientos que te ayuden a seguir  evolucionando.

En atletismo los milagros no existen. Tu mejor aval son tus entrenamientos diarios. Entrena constante,  márcate un objetivo y ve a por él.


miércoles, 27 de septiembre de 2017

La técnica de carrera

Cuánta gente veo por las mañanas o los fines de semana entrenando y dedicando CERO minutos a la técnica de carrera. Es curioso: cuando empezamos a ir a una piscina para nadar, le damos importancia a la técnica, haciendole caso al 100% al monitor que te enseña. Cuando empezamos a dar clases de padel o de tenis, las clases de técnica son imprescindibles. Sin embargo, cuando de correr se trata, no sé por qué extraño motivo, la gente se despreocupa. Piensan que se trata sólo de salir a correr, y nada más. Pero, y la técnica? Acaso no es importante en el atletismo dedicarle tiempo a mejorar nuestra forma de correr, corrigiendo posturas, economizando nuestra zancada, evitando así lesiones y contra tiempos?

No os dejéis engañar. Dedicar 15 mn todos los días a la técnica de carrera es también parte de vuestro entrenamiento diario. No se puede concebir un entrenamiento para un corredor sin tocar la técnica de carrera. Acaso pensáis que vais a seguir mejorando vuestros resultados sin prestar atención a esta parte del entrenamiento fundamental y vital para el rendimiento?

Salir a correr a diario es fácil. Salir a correr y hacerlo bien es otra cosa. Y no lo olvides nunca: cuanto mejor corras, más rápido irás.


miércoles, 20 de septiembre de 2017

Pretemporada: Mucho cuidado!

Pretemporadas. Ese ciclo del año que tanto cuesta hacer, y que muchos se saltan como si no tuviera importancia. Las pretemporadas siempre son iguales, y se resumen a una sola palabra: agujetas. Por todos lados. Y dolores en tendones y musculos. Normal? Por supuesto! Después de unas semanas de merecido descanso, volvemos a la actividad físicas con el error de intentar llevar los mismos ritmos que cuando entrenabamos durante el año. Qué ocurre? Que no sólo no podemos, sino que además podemos hacernos daño.

Durante las pretemporadas, hay que hacer mucha condición física para volver a tonificar nuestra musculatura, hacer rodajes suaves, sin pasarse, yendo poco a poco y subiendo progresivamente los mn de carrera durante el paso de los días. Sin prisas. Tomándose incluso algunos días de descanso cada dos o tres dias de entrenamiento, y muy importante: visitando al fisio más a menudo incluso que cuando estamos en ciclo de competiciones. Es un momento delicado, parece que no es importante, pero es uno de los momentos del año donde es más probable lesionarse debido a las sobrecargas.


Es importante estirar bien, hidratarse y volver poco a poco a dieta que teniamos por costumbre. Pero sobre todo, y lo más importante: no hay que tener prisas. Competiciones? Más bien dejarlas de lado durante el primer mes. Es mejor entrenar e ir metiendo de nuevo kms al cuerpo que no meterse de repente un acelerón innecesario. Eso puede conllevar no sólo a una lesión, sino a una pequeña frustración, siempre innecesaria.

Las pretemporadas son necesarias para afrontar una gran temporada. Una pretemporada mala, o inexistente skimplemente conlleva a una temporada ruinosa. Forma parte del juego, de cualquier deporte o disciplina, y por tanto, hay que tomárselas  en serio. Eso de llegar de las vacaciones y empezar a las dos semanas a hacer series, no es lo más recomendable. Probablemente conlleve tarde o temprano a una lesión.


viernes, 15 de septiembre de 2017

#ConquistaLaCalle

Inauguramos nueva imagen. En Corre por Ti estrenamos temporada ilusionados de poder ayudar a conseguir retos y objetivos.

Escribe a Correporti@hotmail.com para pedir toda la informacion que necesitas. Entrenamientos programados, individualizados, on line y presenciales. Todo tipo de alternativas para que salgas a correr de la mejor manera, buscando siempre tus retos.
Disfruta de tu deporte junto a Roberto Sotomayor, subcampeón del Mundo master y tres veces campeón de Europa. Busca tu mejor versión en CORRE POR TI....y #ConquistaLaCalle


lunes, 8 de mayo de 2017

Nuestro secreto? Trabajo!

El secreto de una buena temporada es la de entrenar siempre con un objetivo. Fijar una fecha para asaltar un reto. Sólo con esto la motivación debe ser más grande.
En Corre por Ti lo tenemos claro: trabajo, trabajo, y trabajo. Entrenar bien, siguiendo una planificación. Buscar nuestra mejor versión, para demostrarla el día D y a la hora H. Para alcanzar nuestras metas, y conseguir nuestras sueños.

Únete a nuestro equipo: Disfruta de tu entrenamiento personal. Escribenos a Correporti@hotmail.com y pide toda tu información. Comienza una nueva etapa entrenando al lado de los mejores, como Roberto Sotomayor, actual subcampeón del Mundo Master y tres veces campeón de Europa indoor.

En Corre por Ti te ayudaremos a conseguir todas tus metas.


domingo, 9 de abril de 2017

VEN A CORRE POR TI!!!

Disfruta de tu camino. Consigue tu entrenamiento personalizado para mejorar tu rendimiento y optimizar tus resultados. Quieres disfrutar aún más de tu deporte favorito? No sabes si estás haciendo lo correcto cuando sales a correr? No esperes más: tu lugar es CORRE POR TI.
Te ayudamos a preparar todo tipo de carreras: desde 5kms hasta maratón. Con un seguimiento individual, diseñado especialmente para ti: porque sabemos que no todos los corredores son iguales, sabemos lo que tú necesitas.

Contrata ya tu entrenamiento personal: escribenos a Correporti@hotmail.com y te informaremos de todo. Ahora, aprovechate de nuestros descuentos por contratarnos 3,6 o 12 meses. Date una oportunidad...y disfruta del mejor equipo a tu disposición. Ven...a CORRE POR TI!