CORRE por TI

Translate

lunes, 18 de febrero de 2013

David Chamorro: No pain, No Glory.

"Al 12 con ganas de más, pero reservando, y a partir de ahí hay que tirar para adelante David". Nuestra última consigna antes de correr la media maratón de Benicassim era clara. Había que arriesgar, pero con cabeza, y nada de suicidios. Dicho y hecho.
David salía el domingo a correr la primera de las tres grandes medias maratones  de esta temporada antes de hacer su debut en la maratón en Octubre. Y de la mejor manera: pasando por debajo de los 38mn en el 10km, comenzó a correr más rápido. Sabía que iba a ritmo de marca personal, y al llegar al 18 un pinchazó en el gemelo hizo que tuviera que aminorar el ritmo. Sin embargo, volvió a cambiar a falta de 1 km y medio: 1.20.40 y marca personal. Trabajo hecho, merecida marca y recompensa al duro trabajo realizado en las últimas semanas.

Lejos quedaron aquellos años en los que bajar de 38 mn en el 10Km era una meta, hablar de 1.20 era un sueño, y preparar una maratón una cosa de locos. El tiempo siempre da razón al que lo trabaja, y al que lo pelea en cada zancada.
David Chamorro "Chamo" (para los amigos) es ése típico corredor metódico, calculador, y muy, muy concienzudo en sus entrenamientos. Siempre dispuesto a dar el 100%, y muy obediente en cuanto a sus entrenos. Los resultados siempre llegan, y da igual cuál sea tu nivel, si con tu trabajo avalas tus futuras victorias.
Cuando uno logra marca personal es porque ha hecho algo diferente durante la competición: ha arriesgado algo, y ha vencido. Y es ese motivo por el que ésta vez, ha logrado mejorarse una vez más, porque confiaba en él mismo, y lo que es mejor: confiaba en que el trabajo hecho estaba bien programado y confiaba plenamente en su estado de forma.

Nosotros confiabamos en él, y una vez más lo ha plasmado en el asfalto. Laredo le espera en el horizonte más cercano y los 10km son ahora un nuevo reto para CORRE POR TI.


Suma y sigue para Chamo. Y como bien decía un buen amigo..."No Pain, No Glory". Y ésta es la frase que mejor define a este bravo atleta que comienza a creer cada vez más que no existen más límites que los que uno mismo se impone. Bajar de 1.20 ya no es un sueño, es una realidad muy cercana, y los 1.18 un objetivo que trabajeremos duro para alcanzarlo.

Enhorabuena David!

Tus entrenadores,


Rober y Alberto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario